Atención Temprana

La Atención Temprana se entiende como el conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del niño, han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar o transdisciplinar.

FIANCEE-BODAS-JUNIO-SALUD-6-PUNTOS-PARA-AYUDAR-A-LOS-NINIOS-A-CONSTRUIR-SU-FELICIDAD-1

El desarrollo infantil en los primeros años se caracteriza por la progresiva adquisición de funciones tan importantes como el control postural, la autonomía de desplazamiento, la comunicación, el lenguaje verbal, y la interacción social. Esta evolución está estrechamente ligada al proceso de maduración del sistema nervioso, la organización emocional y mental. Por ello, los primeros años de vida constituyen una etapa crucial, ya que en ella se van a configurar las primeras bases que den impulso a las habilidades de interacción con su entorno y las posibilidades de aprendizaje.